logo Unión Coruñesa
linea azul
Futuro de la refinería
linea azul

UNIÓN CORUÑESA exige una explicación pública y transparente de la situación real del anunciado traslado de las instalaciones de REPSOL a Punta Langosteira. Más allá de las declaraciones unilaterales de la Autoridad Portuaria, llama poderosamente la atención el silencio de la Compañía.

Según ha podido saber UNIÓN CORUÑESA la ampliación de las instalaciones de la petrolera en Cartagena podría facilitar una alternativa al futuro de Punta Langosteira. De momento las inversiones previstas por la Compañía en La Coruña se encuentran paralizadas y desde la Autoridad Portuaria no acaban de trasladar a REPSOL la certificación de días de uso hábil del nuevo Puerto mientras REPSOL espera este dato imprescindible para su programación.

Urge facilitar los datos requeridos por REPSOL y se hace imprescindible un estudio de impacto socio-económico que para la ciudad de La Coruña puede tener el cese de actividad de las actuales instalaciones. ¿Cuántos ingresos perderá la ciudad? ¿Cuántos empleos? ¿Existe un convenio entre La Coruña y Arteixo para participar ambos municipios en los beneficios que pueda procurar el nuevo Puerto?

La deslocalización de empresas de nuestra ciudad es alarmante y curiosamente los nuevos destinos de las empresas deslocalizadas de nuestra ciudad celebran la creación de empleos en sus municipios. El crecimiento deseable de nuestro área metropolitana no puede consistir en sacar empresas de La Coruña para ubicarlas en otros municipios. La sangría industrial que padece La Coruña será un lastre insoportable para la recuperación económica toda vez que no existe ni un solo proyecto de captación de nuevas empresas ni de regeneración del debilitado tejido industrial coruñés.