logo Unión Coruñesa
linea azul

humillar a La Coruña sale gratis

linea azul

HUMILLAR A LA CORUÑA, SALE GRATIS

La Coruña merece una verdad. El cese de la programación cultural de la obra social de Caixagalicia en el Teatro Colón es una medida tomada unilateralmente por los responsables de la Fundación Caixagalicia (o como se llame ahora) en perjuicio de La Coruña. Mientras se suspende la programación en La Coruña mantienen a pleno rendimiento las programaciones en Vigo (García Barbón), en Pontevedra y en Santiago donde recientemente acaban de inaugurar, inexplicablemente, un Centro Cultural.

El Teatro Colón de La Coruña era el que ofrecía en resultados la máxima rentabilidad sociocultural con 100.000 espectadores al año. La decisión es imputable a Guillermo Brea responsable de la obra social y curiosamente el promotor de los Centros Culturales de la antigua Caixavigo y en particular del Centro Cultural García Barbon hasta hace muy poco tiempo el gran rival del Teatro Colón en cuanto a programación se refiere. De este duelo siempre salió victorioso el Teatro coruñés por la alta calidad de los espectáculos que ofrecía.

OTRO VARAPALO

La programación cultural de La Coruña tenía su pilar fundamental en la programación cultural del Teatro Colón. Su pérdida supone un durísimo castigo injustificado para una ciudad cuya mayor necesidad es, precisamente, la captación de flujos de visitantes atraídos por la riqueza de la programación del Teatro Colón. Es además otro varapalo al centro de la ciudad pues el Teatro Colón suponía la última alternativa y oferta para que los ciudadanos tuvieran alguna motivación que los atrajera a transitar por la zona comercial del centro de la ciudad.

LA CORUÑA, HUERFANA.

Es absolutamente indignante el trato que La Coruña ha recibido entre el ya largo proceso de la mal llamada fusión de Cajas. A fecha de hoy ni tan siquiera una explicación pública a los ciudadanos. Esta última decisión que afecta a la columna vertebral de la oferta cultural de la ciudad es recibida con el silencio de los llamados grandes partidos que ante los ataques constantes a la ciudad guardan silencio obediente a las directrices marcadas desde Santiago.

UN ALCALDE PUSILANIME

La Coruña no tiene, en las instituciones, quien la defienda. Más allá de un montón de fotos publicadas por la prensa del alcalde Negreira políticamente correctas, no ha tomado una sola decisión firme de cara a conseguir la recuperación economica de la ciudad. Su silencio, su falta de intervención y su carencia de un modelo o proyecto de ciudad están suponiendo el languidecimiento de una ciudad que es cada día ninguneada por los responsables políticos.

UNION CORUÑESA exige al alcalde de La Coruña a que inste al Presidente de la Diputación a realizar un concurso público urgente para el mantenimiento de la brillante gestión que ha tenido en los últimos años el Teatro Colón. Que negocien su mantenimiento con Instituciones que presumen de ser coruñesas como la Fundación Barrié. Que no consienta una gestión como la del Teatro Rosalía de Castro marcada por su mediocridad y por la incapacidad de la Concejala coruñesa de Cultura que puede pasar a la Historia como la enterradora de la magnifica oferta cultural que la ciudad de La Coruña ofrecía en otros tiempos.

Dos preguntas para terminar: ¿hasta dónde está dispuesto el alcalde a consentir más humillaciones para la ciudad? ¿Se merece La Coruña este trato humillante que recibe?